¡Sí, quiero decorar mi boda!

En los últimos años ha evolucionado mucho el campo de la organización y decoración de bodas y todo lo que las envuelve. Con ello, ha venido creciendo la figura del organizador de bodas o “wedding planner”, y los decoradores también hemos formado parte de los avances en este tipo de celebraciones.

Por su lado, los organizadores se encargan de que esté todo listo y de coordinar a los diferentes profesionales que intervienen, y los decoradores, por nuestra parte, nos encargamos de vestir el evento o momentos puntuales e importantes en ese día tan especial.

Cada vez está más de moda hacer las bodas y este tipo de celebraciones de forma más personalizada y diferente. Atrás quedaron los días en que todas las bodas eran iguales. Es cierto que muchas veces tenemos que lidiar con algunos inconvenientes como organizadores que pretenden también decorar o incluso salones de celebraciones que montan su propio escenario y se encargan de la “decoración” del evento.

Decoración de bodas con Cloë.

Por diferentes limitaciones de espacio o presupuesto, no siempre podemos vestir por completo el evento a nuestra medida, pero si eres de las que cuidan los pequeños detalles y quieres una celebración especial y diferente, estas pequeñas ideas te gustarán:

La mesa de firmas.

Colocar una mesa con un libro de firmas y dedicatorias es siempre una buena idea que gustará a nuestros invitados, y en un decorado romántico encajará a la perfección una mesa antigua decorada con rosas, una bonita pluma para escribir en el libro de firmas, además de una foto de los novios y algún cuenco de cerámica o cristal con dulces.

El camino hacia el altar.

Es uno de los momentos más especiales y en el que la novia más se luce, además, este momento, como si fuera la alfombra roja de los Óscars, concentra gran cantidad de flashes y disparos de fotografías y vídeos. No puedes obviarlo, así que tenlo muy presente y vístelo como la ocasión merece.

Una bonita alfombra, flores y lazos en los bancos y sillas laterales que cierran el pasillo, un arco floral al final, incluso un bonito manto entre dos arcos para cubrir el pasillo en caso de estar en un jardín exterior… aquí las ideas son muchas. Ten en cuenta que este espacio será también el que recorra quien porte las arras y alianzas, detalle que también podemos adornar. Una pequeña cesta de mimbre o un cuenco de corteza de coco con flores o retales de seda revistiéndolo. Aquí está la magia de los pequeños detalles.

Decoración de bodas con Cloë.

Decoración de bodas con Cloë.

 

¿Cuál es mi mesa?

Otro motivo destacado que podemos aprovechar es el panel informativo de mesa para los invitados, aquí podemos ser de los más originales, pero siempre manteniendo la elegancia y ese halo de magia y encanto que buscamos. Una idea es nombrar a las mesas con títulos curiosos y creativos como nombres de frutas o lugares del mundo, por ejemplo, y luego listar a los invitados en las mesas correspondientes, y ambientar cada mesa con detalles del nombre correspondiente.

Imagina que recreamos la situación de las mesas del banquete con frutas sobre un tablero, la mesa 3, por ejemplo, es la mesa piña (los amigos del novio), y sobre una piña colocamos una bonita tarjeta con los nombres que van en esa mesa. Así sabrán también dónde está situada a la vez que lo hacemos decorado y divertido.

Otros momentos y rincones para llenar de magia.

Las bodas dan para mucho y hay multitud de oportunidades para sorprender a nuestros invitados con detalles encantadores. Otros rincones que podemos tener en cuenta para decorar y llenarlos de magia pueden ser la zona del coctel de bienvenida, el brindis de los novios en un espacio central (por ejemplo con una copas sobre un barril de madera), las mesas de los invitados con sus centros y pequeños detalles incluso en las sillas, además de una mesa con frutas y dulces para tener un tentempié a mitad de fiesta y sobrellevar mejor la barra libre.

Decoración de bodas con Cloë.

Decoración de bodas con Cloë.

Decoración de bodas con Cloë.

 

El escenario es primordial.

Si tienes la posibilidad y el espacio, organizar la ceremonia en una playa privada o una zona de campo ajardinada y, sobre todo, el convite en el jardín de una casa de campo contratando un catering, tienes que saber que es una de las opciones más de moda. Esto te abre un enorme abanico de posibilidades para hacer ese día mucho más íntimo, personal y a vuestra medida.